Inicio » Sobre la raza » Shih tzu vs Lhasa Apso. ¿Cómo diferenciarlos?

Shih Tzu vs Lhasa Apso. ¿Cómo diferenciarlos?

Shih tzu vs Lhasa Apso. ¿Cómo diferenciarlos?

En el maravilloso mundo de los perros, existen bastantes razas que se confunden fácilmente entre sí.

La gente confunde al Bichón Frisé con caniches, bull terriers con pitbulls y Shih Tzus con Lhasa Apsos.

Si bien el Shih Tzu y el Lhasa Apso tienen muchas características similares (gracias a su linaje compartido), son dos razas distintas.

Una de las diferencias más significativas entre un Shih Tzu y un Lhasa Apso es su tamaño. Un Lhasa Apso es generalmente más grande que un Shih Tzu. Sin embargo, a menudo parece más delgado debido a una estructura ósea más pequeña.

A pesar de esta diferencia de tamaño, aún puede ser complicado para el ojo inexperto distinguir a estos dos cachorros.

A continuación, te mostraremos algunas de las otras diferencias entre el majestuoso Shih Tzu y el adorable Lhasa Apso.

Si te gustan los Shih Tzu también te puede interesar:

Diferencias físicas entre el Shih Tzu y el Lhasa Apso

A primera vista, el Shih Tzu y el Lhasa Apso pueden parecer muy similares. Sin embargo, tras una inspección más cercana, comenzarás a notar algunas variaciones.

Aunque son muy sutiles, las siguientes diferencias son algunas de las mejores formas para diferencias a estas dos razas de perros:

Pelaje

El Lhasa Apso y el Shih Tzu tienen pelajes largos y sueltos, así que si miras de cerca, aquí es donde terminan las similitudes entre ambas razas.

El Lhasa Apso generalmente tiene un pelaje pesado y plano, generalmente dividido en el medio. En oposición, el Shih Tzu tiene una capa doble de pelaje más fluido y lujoso con más ondulación.

Cuando se trata del color del pelaje, el Lhasa Apso muestra un pelo que suele ser dorado y blanco, negro, y tostado, rojo, blanco o crema. A veces presentas puntos negros, especialmente en las orejas.

Un Shih Tzu puede ser de cualquiera de estos colores, además de blanco y negro, gris y blanco, azul y blanco, atigrado y blanco, plateado y blanco… bueno, ya te haces una idea.

Algunos Shih Tzu también pueden presentar una «máscara» en la cara.

Cara

El Shih Tzu presenta un cráneo más ancho que el Lhasa Apso y tiene ojos grandes y redondos.

Dependiendo del corte de pelo elegido, la cara del Shih Tzu suele tener una forma de crisantemo más plana en comparación con el Lhasa Apso, que presenta una nariz más larga y un cráneo más estrecho.

El Lhasa Apso tiende a tener ojos más pequeños, más almendrados y una barba y bigotes más exagerados que se suman a su aspecto más parecido al de un león.

Tamaño

El Lhasa Apso suele ser más grande que el Shih Tzu, aunque de apariencia más delgada.

En promedio, el Shih Tzu mide entre 23 y 27 centímetros de alto y peso entre 5 y 7 kilos. El Lhasa Apso pesa entre 6 y 8 kilos y mide aproximadamente entre 26 y 28 centímetros de alto.

El Shih Tzu presenta una estructura ósea un poco más grande que el Lhasa Apso, lo que le da una apariencia más robusta a pesar de su tamaño típicamente más pequeño.

Patas y cola

El Lhasa Apso tiene patas que casi se asemejan a las patas de un gato, siendo redondeadas y con una apariencia plumosa.

La cola de un Lhasa Apso se curva hacia su espalda, al igual que la de un Shih Tzu; sin embargo, tiene una apariencia más retorcida.

Un Shih Tzu tiene las patas firmes y acolchadas y una cola con un pelaje fluido.

Diferencias en el comportamiento de un Shih Tzu y un Lhasa Apso

Si bien estas dos razas son juguetonas y cariñosas, la diferencia más significativa es que el Lhasa Apso es así principalmente con su familia.

Cuando se trata de extraños, los Lhasa Apso son más reservados y cautelosos. Un Shih Tzu, por otro lado, es extrovertido y amigable tanto con la familia como con los extraños.

Esta naturaleza extrovertida hace que el Shih Tzu sea un poco más fácil de entrenar que el Lhasa Apso. Sin embargo, todo depende de la personalidad obstinada de tu cachorro.

El origen principal del Lhasa Apso es como un centinela en los monasterios tibetanos. Por lo tanto, la raza tiene gran parte de esta herencia en sus personalidades, siendo demasiado cautelosos con lo desconocido, ladrando a los extraños e incluso volviéndose un poco agresivos si se sienten desafiados o amenazados.

Por el contrario, el Shih Tzu es cariñoso y juguetón con casi cualquier persona. La mayoría de las veces, solo quieren estar contigo, acurrucándose en tu regazo o tener la mejor sesión de juego.

Otras formas en las que el Shih Tzu y el Lhasa Apso son diferentes

Además de sus diferencias físicas y de comportamiento, estos cachorros se diferencian en otros aspectos.

El Lhasa Apso tiene una esperanza de vida promedio de alrededor de 12 a 15 años.

El Shih Tzu tiene una esperanza de vida promedio de aproximadamente 10 a 18 años.

¿Qué tienen en común el Shih Tzu y el Lhasa Apso?

Ahora que has visto todas las diferencias entre estos dos perros, estas son las características que los hacen iguales.

El factor de conexión más significativo entre estos dos perros es que comparten un linaje y son originarios de Asia.

Ambas razas han existido durante al menos 1000 años.

Se presume que el Shih Tzu es un cruce entre Lhasa Apso y Pekinés y se cree que primero se crió en el Tíbet antes de ser llevado a China como un regalo al emperador.

Ambos cachorros también fueron dotados de apodos que incluían la frase de perro león, gracias a su apariencia de león.

Ambos cachorros son bastante fáciles de entrenar, pero tienen un carácter obstinado, lo que significa que están ansiosos por complacerte, siempre que lo deseen.

En términos de aseo, estos perros necesitan un cepillado frecuente, pero afortunadamente sueltan poco pelo, y ambas razas son cachorros relativamente sanos y fuertes.

Lo mejor de ambas razas

Después de ver todas las similitudes y diferencias entre estas dos razas, ¿Tienes problemas para decidir cuál es la mejor opción para ti?

Bueno, es posible que no necesites hacer una elección.

Siempre puedes optar por un Shih-Apso; así es, una mezcla entre un Lhasa Apso y un Shih Tzu.

Estos cachorros luchadores son tan lindos como sus padres y también pueden ser una maravillosa mascota familiar.

Si bien hay variaciones entre estas razas, hay una gran cosa que todas estos perros tienen en común. Estas razas (y las mestizas) son excelentes mascotas y compañeros afectuosos para sus familias.

Ya sea que optes por un Lhasa Apso o un Shih Tzu, o incluso un Shih-Apso, como la próxima incorporación a tu hogar, seguro que es una opción fantástica.

Deja un comentario