Inicio » Cuidados » Enfermedades comunes del Shih Tzu: Problemas que pueden afectar a esta raza

Enfermedades comunes del Shih Tzu: Problemas que pueden afectar a esta raza

Enfermedades comunes del Shih Tzu: Problemas que pueden afectar a esta raza

Una de las mayores alegrías de la vida es ser padre de un perro. ¡Pero ser padre de un perro conlleva una gran responsabilidad!

Los perros son propensos a ciertos problemas de salud al igual que los humanos, por lo que los dueños de mascotas deben saber qué buscar y cómo actuar.

Queremos resaltar los problemas de salud más comunes de la raza Shih Tzu que necesitas conocer.

Ten en cuenta que cuando decimos común no queremos decir que todos los Shih Tzu experimentarán estos problemas, sino que si tu Shih Tzu tiene un problema, es probable que sea uno de los siguientes:

Si te gustan los Shih Tzus también te puede interesar:

¿Cómo limpiar la cara de tu Shih Tzu?

Problemas oculares comunes de la raza Shih Tzu

Cómo cuidar el pelo de un Shih Tzu

Problemas respiratorios del Shih Tzu

El Shih Tzu es una raza de perro braquiocefálico. Esto significa que tienen hocicos más cortos y caras más planas que otras razas de perros.

Se sabe que la forma aplanada de la cara causa algunos problemas, como ronquidos, resoplidos y sobrecalentamiento.

Dado que los perros braquiocefálicos no tienen tanto espacio en la cara como los perros con hocicos grandes, pueden desarrollar unas vías respiratorias deformadas y poco desarrolladas.

Estas vías respiratorias deformadas y poco desarrolladas son un problema por las siguientes razones:

  1. Respiración dificultosa.
  2. Calentamiento excesivo.
  3. Problemas del corazón.

Respiración dificultosa

Los perros braquiocefálicos pueden tener problemas para absorber las cantidades adecuadas de oxígeno. Esto puede hacer que se cansen rápidamente después de una actividad intensa, o incluso puede ser un problema cuando no están activos.

Calentamiento excesivo

La temperatura corporal ideal de los perros está entre 37 y 39 grados y la regulan a través del jadeo.

Cuando no pueden respirar adecuadamente, no pueden regular la temperatura de manera eficiente. Debido a esto, las razas como el Shih Tzu no pueden soportar los climas cálidos tan bien como los humanos u otras razas de perros.

Algunos casos de sobrecalentamiento incluso han provocado la muerte.

Problemas del corazón

La incapacidad de absorber la cantidad adecuada de oxígeno puede provocar problemas cardíacos, ya que el torrente sanguíneo tiene deficiencia de oxígeno.

El pulso en reposo de tu perro debe estar entre 70 y 130 latidos por minuto.

Con menos oxígeno, esta frecuencia aumenta, ejerciendo más presión sobre el corazón y provocando problemas cardíacos.

Síntomas de los problemas respiratorios del Shih Tzu

Si eres dueño de un Shih Tzu o tienes alguna raza de perro braquiocefálico, debes conocer los siguientes síntomas de problemas respiratorios:

Fosas nasales estrechas

Se pueden ver las vías respiratorias no desarrolladas en el nivel de la superficie si las fosas nasales son estrechas.

Además, cuando tu perro respira, es posible que escuches silbidos si las fosas nasales son demasiado estrechas.

Vías respiratorias estrechas

Unas vías respiratorias estrechas son difíciles de identificar visualmente, pero puedes detectarlas mediante señales auditivas.

Si tu perro ronca con regularidad o tose mucho al respirar, es posible que tenga las vías respiratorias estrechas.

Paladar blando

Las vías respiratorias subdesarrolladas y deformadas pueden hacer que tu perro tenga un paladar blando, lo que puede provocar problemas respiratorios.

Al igual que con las vías respiratorias estrechas, esto es difícil de identificar a simple vista, pero escucharás a tu perro resoplar y gruñir al respirar.

Si tu perro muestra alguno de estos síntomas, llévalo a un veterinario.

Estos problemas no se pueden tratar en casa y generalmente requerirán cirugía.

El veterinario de tu perro realizará un examen y determinará si la condición de tu perro es lo suficientemente grave como para requerir cirugía.

Dado que la cirugía conlleva sus propios riesgos, es probable que el veterinario de tu perro recomiende la cirugía solo si cree que es la mejor opción para mejorar la vida de tu perro.

Si bien el tratamiento de los problemas respiratorios está fuera de tu alcance, puedes tomar algunas medidas para ayudar a tu perro a respirar mejor:

  • Mantén a tu perro fresco y bien hidratado.
  • Evita exponer a tu perro a altas temperaturas.
  • Usa un arnés en lugar de un collar cuando pasees a tu perro.

Seguir estos sencillos pasos no revierte las vías respiratorias subdesarrolladas o deformadas, pero sí ayuda a tu perro a sobrellevar las dificultades respiratorias.

¡Tu pequeño compañero peludo te agradecerá tu esfuerzo!

Problemas oculares comunes del Shih Tzu

El Shih Tzu y algunas otras razas de perros tienen ojos grandes con cuencas poco profundas. Esta posición deja los ojos más expuestos y propensos a lesionarse.

Debido a que el riesgo de lesiones oculares es mayor en estas razas, los dueños de perros deben conocer estos ocho tipos comunes de problemas oculares en los perros.

Ojos secos

Los ojos secos, conocidos técnicamente como queratoconjuntivitis seca. Se debe a una producción insuficiente de lágrimas en el ojo.

Cuando esto ocurre, los perros corren el riesgo de infección, ulceración de la córnea y pérdida de la visión.

Dado que los Shih Tzu son propensos a los ojos secos, tu veterinario debe examinarlos regularmente. Si el veterinario diagnostica a tu perro con ojos secos, puede recomendarte o recetarte gotas para los ojos para que se le administren diariamente.

Úlceras corneales

Las úlceras corneales son lesiones causadas por irritaciones en los ojos.

Estas irritaciones son el resultado de pestañas que crecen anormalmente, lesiones y traumatismos, como abrasión, rasguños o pinchazos.

Estas úlceras aparecen como un punto en la parte oscura de los ojos de tu perro. El blanco de sus ojos se enrojece por la irritación.

Puedes notar que tu perro entrecierra mucho los ojos si tiene úlceras en la córnea.

Es importante abordar este problema rápidamente porque las úlceras corneales son incómodas y, a veces, dolorosas para tu perro.

Las úlceras corneales generalmente se tratan con gotas o ungüentos antibacterianos.

Proptosis

La proptosis ocurre cuando los párpados se cierran o se pliegan detrás de los globos oculares.

Notarás que el ojo sobresale o que tu perro no puede cerrar los ojos (lagoftalmos). Además de la incomodidad, esto es un problema porque bloquea el flujo de sangre a los ojos.

Dado que la proptosis generalmente es causada por un trauma por pelear o jugar duro, el Shih Tzu y otras razas con ojos saltones deben tener cuidado al jugar con otros perros.

Si notas que los párpados de tu perro están detrás de los ojos, debes buscar atención médica de inmediato.

Tu veterinario lo sedará y realizará un procedimiento menor para reposicionar el ojo y los párpados.

Por lo general, también se administran antibióticos para prevenir infecciones.

Lagoftalmos

El lagoftalmos es la afección que impide que tu perro cierre los párpados por completo.

Es probable que notes esto cuando tu perro duerme, pero sus ojos todavía están parcialmente abiertos.

El lagoftalmos puede provocar sequedad ocular o rascado de la córnea.

Esta condición no es una emergencia, pero debe hacer que la examinen en la próxima visita al veterinario de tu perro.

Desprendimiento de la retina

La retina es una de las secciones más internas del globo ocular y es en gran parte responsable de la visión clara.

La retina de tu perro puede desprenderse debido a un traumatismo severo, glaucoma o presión arterial alta, pero es más común debido a la edad.

El desprendimiento de retina provoca pérdida de visión y ceguera.

Si notas que tu perro tiene dificultades con la visión, es posible que tenga desprendimiento de retina y debas buscar atención médica de inmediato.

Dependiendo de la gravedad de la condición de tu perro, es posible que necesites una cirugía para volver a unir la retina.

En algunos casos, el tejido de la retina puede volver a crecer con procedimientos no quirúrgicos.

Si la afección es demasiado grave para revertirse, tu veterinario te enseñará cómo ayudar a tu mascota a sobrellevar su discapacidad.

Los analgésicos también se pueden recetar en los casos en que el desprendimiento es causado por glaucoma.

Cataratas

Las cataratas impiden que la luz entre en la retina del ojo, lo que afecta a la visión de tu perro.

Las cataratas son fáciles de detectar ya que son manchas grandes, gruesas y nubladas en el globo ocular.

Las cataratas generalmente son causadas por la vejez, pero también pueden ser el resultado de diabetes, inflamación o trauma por descarga eléctrica.

Si ves que los ojos de tu perro están nublados, debes llevarlo al veterinario de inmediato porque las cataratas pueden empeorar y provocar ceguera.

La mayoría de las veces, el veterinario de tu perro realizará una cirugía para extirpar la catarata, pero existe un procedimiento no invasivo conocido como facoemulsificación.

Si la condición de tu perro es adecuada para este procedimiento, tu veterinario puede optar por este en lugar de la cirugía.

Distiquiasis y cilios ectópicos

Con otro nombre difícil, esta condición de salud es el crecimiento de pestañas o cabello desde el pelaje hacia adentro o fuera de posición hacia el ojo.

Cuando esto sucede, los ojos pueden rayarse o dañarse.

Los síntomas más comunes de la distiquiasis y los cilios ectópicos son lágrimas excesivas y manchas de lágrimas a lo largo del ojo.

Si tu perro muestra estos signos, debes llevarlo a tu veterinario para recibir tratamiento.

Dependiendo del tipo de distiquiasis y cilios ectópicos, el veterinario de tu perro puede congelar los folículos pilosos dañinos o puede tener que extirpar quirúrgicamente las pestañas o los folículos pilosos.

Protuberancia del párpado

También conocido como ojo de cereza, este es el término para un gran bulto rojo en el ojo de los perros.

Este bulto se desarrolla cuando una glándula lagrimal se afloja y sobresale del párpado.

Si alguna vez has visto a alguien mover los párpados y mostrar el rojo debajo, esta condición puede recordártelo.

Si descubres un gran bulto rojo en el rabillo del ojo de tu perro, debes llevarlo al veterinario.

Tu veterinario reemplazará quirúrgicamente la glándula o la eliminará por completo según la gravedad de la afección.

Atrofia progresiva de la retina

La atrofia progresiva de la retina no es común en los Shih Tzu, pero puede heredarse. La atrofia progresiva de la retina es la degeneración de las células de la retina que causa pérdida de la visión y ceguera.

Los perros con atrofia progresiva de la retina parecen tener pupilas brillantes y tienden a sufrir ceguera nocturna antes de una mayor pérdida de visión.

Lamentablemente, esta afección no es curable, pero algunos oftalmólogos veterinarios están estudiando los efectos de los antioxidantes en la prevención de la atrofia degenerativa de la retina.

Problemas dentales comunes del Shih Tzu

Como se mencionó anteriormente, los Shih Tzus son una raza de perros braquicéfalos, lo que significa que las formas de sus caras son diferentes a las de otras razas con hocicos largos.

Los perros braquicéfalos son propensos a algunos problemas dentales, principalmente problemas pequeños relacionados con la boca y submordida.

Boca pequeña. Debido a que el Shih Tzu y otros perros braquiocefálicos tienen bocas pequeñas y sus dientes tienden a estar apiñados.

Esto resulta en dientes torcidos, caries, enfermedades en las encías y pérdida de dientes.

Desafortunadamente, no pueden controlar cómo crecen los dientes de tu perro, pero puedes ayudar a promover la salud de los dientes y las encías cepillándole los dientes, dándoles masticables dentales y alimentándolo con buena comida para perros.

Si la condición de los dientes de tu perro es grave, tu veterinario puede realizar una limpieza profesional o extraer los dientes problemáticos.

Submordida. Al igual que con los humanos, una submordida en tu perro se refiere a la protuberancia de la mandíbula inferior más allá de la superior.

Una submordida no siempre es un problema, pero puede ser una fuente de dolor en los perros.

Si tu perro tiene una mordida que es dolorosa, notarás que tu perro retrocede cuando te acercas a su cara, se frota la cabeza contra la pared o con las patas, o tiene dificultad para comer.

Si crees que tu perro tiene una mordida que le duele o le está causando problemas, pídele a tu veterinario que le eche un vistazo.

Este puede realizar algunas extracciones de dientes para permitir que los dientes restantes se reorganicen en una posición cómoda para tu perro.

Problemas comunes en los oídos del Shih Tzu

Los Shih Tzus pueden desarrollar algunos problemas de oído, que pueden causar pérdida de audición y dolor.

Los problemas de audición pueden ser el resultado de una infección o de ácaros y parásitos.

Si tu perro tiene problemas de audición, es posible que notes que con frecuencia sacude la cabeza o se rasca y se frota las orejas. En algunos casos, puedes notar un olor nauseabundo o una secreción oscura al limpiar los oídos.

Cuando notes que tu perro se comporta de esta manera o exhibe malos olores o secreción de sus oídos, debes llevarlo a visitar a su veterinario.

Por lo general, el veterinario puede tratar la afección con un poco de limpieza y gotas para los oídos.

Problemas comunes de articulaciones y espalda del Shih Tzu

Los Shih Tzus y otras razas son propensas a algunos problemas en las articulaciones y la espalda.

Estos problemas pueden tener un gran impacto en la calidad de vida de tu perro, por lo que saber qué signos y síntomas buscar puede ayudar a tu mejor amigo peludo a ser un perrito feliz.

Luxación de rótula

Esto también se conoce como rótulas deslizantes. En perros pequeños, como el Shih Tzu, las rótulas pueden salirse de su lugar y causar malestar o dolor.

De ve en cuando, darán saltos con una pierna hacia arriba hasta que la rodilla vuelva a su lugar. Por lo general, esto es todo lo que un perro necesita hacer para corregir las rótulas desplazadas.

El reposo y el estiramiento también pueden ayudar a que la rodilla vuelva a su lugar.

En casos graves, es posible que se requiera cirugía.

Una forma de ayudar a prevenir la luxación severa de la rótula es disuadir a tu perro de que salte del sofá u otros puntos altos que puedan afectar a sus articulaciones.

Además, un suplemento de glucosamina funciona bien para mantener flexibles las articulaciones.

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una afección degenerativa en la que el hueso de la cadera no se asienta correctamente en la cavidad de la cadera. Esto es común en el Shih Tzu y en todas las razas de perros a medida que envejecen.

La displasia de cadera causa dolor y puede provocar artritis.

Si tu perro tiene displasia de cadera, puedes notar una disminución en la actividad, una disminución en el rango de movimiento, dificultad para moverse, rigidez, dolor y pérdida de masa muscular.

Si ves que tu perro experimenta alguno de estos problemas, llévalo a tu veterinario para un examen y diagnóstico.

Para el tratamiento de la displasia de cadera, existen tratamientos quirúrgicos no invasivos.

Dependiendo de la gravedad de la afección, la solución puede ser tan simple como hacer dieta, fisioterapia o medicamentos antiinflamatorios.

En casos más graves, puede ser necesaria una cirugía.

Roturas del disco de la columna vertebral

Esto suena intenso y, afortunadamente, no es demasiado común.

Cuando un disco se desliza o se rompe, puede causar dolor, daño a los nervios e incluso parálisis.

Las rupturas del disco espinal pueden ocurrir cuando tu perro salta desde un lugar muy alto o experimenta una lesión traumática.

Si notas que tu perro se niega a saltar, tiene dolor en las patas traseras, grita de dolor y está encorvado y tenso, es posible que tenga un disco roto.

El tratamiento de una rotura de disco depende de la gravedad de la afección.

El tratamiento puede ser quirúrgico en casos graves, pero en casos más leves, los medicamentos antiinflamatorios, los esteroides y el reposo pueden ser todo lo que se necesite.

Problemas de riñones del Shih Tzu

Un problema de riñón común que puede experimentar un Shih Tzu es la displasia renal.

No todos los Shih Tzu experimentan esta condición, pero se considera común en esta raza.

La displasia renal es la incapacidad de los riñones para desarrollarse por completo. Cuando esto sucede, muchos problemas se presentan en forma de los siguientes síntomas:

  • Micción excesiva.
  • Aumento de la sed.
  • Sangre en la orina.
  • Pérdida de apetito.
  • Curación lenta de heridas.
  • Temperaturas corporales anormales.
  • Pérdida del deseo de actividad.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Dolor.

Si observas alguno de estos síntomas en tu perro, llévalo al veterinario para un diagnóstico.

Si tu veterinario determina que la displasia renal es la causa de los síntomas, puede recomendarte un cambio en la dieta, medicamentos recetados o, en casos graves, diálisis y trasplante de riñón.

Problemas comunes de enfermedades hepáticas del Shih Tzu

Un hígado sano juega un papel importante en el bienestar de tu perro.

El hígado es responsable del metabolismo, desintoxicar la sangre, filtrar los medicamentos al torrente sanguíneo y producir bilis para el estómago.

Cualquier daño al hígado puede provocar problemas en todas estas áreas.

El Shih Tzu puede desarrollar una enfermedad hepática debido a una hepatitis crónica (inflamación del hígado). Cuando esto sucede, notarás que tu perro pierde peso y energía, y su piel adquiere un tono amarillento (ictericia).

Lleva a tu perro a su veterinario para un diagnóstico y tratamiento.

Si tu veterinario determina que tu perro tiene una inflamación del hígado, puede recetarle medicamentos para eliminar la acumulación de líquido.

Además, es posible que sea necesario introducir suplementos en la dieta de tu perro, así como la restricción de sodio.

Si la condición de tu perro es grave, es posible que deba descansar durante el tratamiento, lo que puede significar un tiempo prolongado en casa.

Tu veterinario puede ayudarte a determinar el mejor curso de acción para que tu perro descanse.

Otra afección hepática que puede desarrollar tu Shih Tzu es la derivación portacaval canina. También conocida como enfermedad de la derivación hepática, esta es una condición que da como resultado el procesamiento inadecuado del amoníaco.

En este caso, la sangre no se filtra a través del hígado y no se desintoxica antes de viajar por todo el cuerpo.

Los síntomas de la enfermedad de la derivación hepática son los siguientes:

  • Pérdida de peso.
  • Fatiga.
  • Vómitos.
  • Micción excesiva.
  • Sed excesiva.

Por lo general, tu perro no presentará síntomas de la enfermedad de la derivación hepática hasta los seis años o más.

Si notas que tu perro presenta estos síntomas y tiene seis años o más, pídele a tu veterinario que lo examine y determine un tratamiento adecuado.

Enfermedades comunes de la piel en perros Shih Tzu

Si notas que tu perro se rasca mucho, tiene la piel enrojecida y escamosa y muestra molestias al tacto, es posible que tenga una afección cutánea.

También puedes notar el desarrollo y extensión de manchas oscuras en la piel.

Tu veterinario puede ayudarte a identificar la causa de una afección de la piel y cómo tratarla. Varias causas pueden provocar irritación de la piel, sobre todo alergias y ciertas comidas.

Las alergias ambientales y los productos de limpieza también pueden dañar la piel de tu perro.

Alergias

Tu perro puede ser alérgico a ciertos insectos. Si le pica una pulga o una garrapata, puede sufrir una picazón severa. También podría ser alérgico a algunos medicamentos.

Si tu perro tiene una reacción de urticaria frente algunos medicamentos contra pulgas y garrapatas, puedes proporcionarle soluciones naturales que lo ayudarán.

Comida

Algunos perros son alérgicos a ciertos alimentos y pueden reaccionar con picores y brotes de urticaria.

Si tu perro es alérgico a un alimento específico, asegúrate de revisar las etiquetas de los ingredientes para evitar alimentos que contengan alérgenos.

Conclusiones

En general, los Shih Tzu se consideran una raza de perro saludable, pero pueden experimentar algunas condiciones de salud.

¡En un mundo perfecto, nunca se enfermarían!

Pero, con el conocimiento de estos problemas comunes de salud en perros, es posible que puedas ayudar a tu perro a vivir una vida feliz y saludable.

Deja un comentario