Inicio » Adiestramiento » Cómo entrenar a un cachorro Shih Tzu para ir al baño

Cómo entrenar a un cachorro Shih Tzu para ir al baño

Cómo entrenar a un cachorro Shih Tzu para ir al baño

Entrenar a un cachorro de Shih Tzu para ir al baño requiere tiempo y paciencia.

Tu Shih Tzu en realidad comenzó a aprender a ir al baño cuando todavía estaba en su guarida con sus compañeros de camada y su madre. Los cachorros aprenden muy fácilmente desde el principio a separar sus áreas de baño de sus viviendas. Entonces, esta idea no es nueva para tu cachorro Shih Tzu.

Enseñarle a ir al baño ahora que está en tu casa consistirá en enseñarle a decirte cuándo tiene que salir al baño o mostrarle un lugar de la casa donde pueda ir, como una caja de arena o un empapador para hacer pipí, o incluso hierba artificial para hacer sus necesidades dentro de casa porque aún es demasiado pequeño.

Una vez que sepa a dónde ir y cómo llegar allí, tu cachorro Shih Tzu puede acondicionarse con bastante rapidez para ir al baño.

Si te gustan los Shih Tzus también te puede interesar:

¿Cómo empezar a entrenar a tu Shih Tzu para ir al baño?

Independientemente de cómo decidas entrenar a tu cachorro de Shih Tzu para ir al baño, ya sea en el interior o al aire libre, requerirá tiempo, paciencia y compromiso para prestar atención y estar cerca para observar las señales de que tu cachorro necesita ir al baño.

Entrenar a tu Shih Tzu para el éxito en lugar del fracaso será clave para que este sea un proceso rápido para ambos. Tu cachorro Shih Tzu puede comenzar a aprender a ir al baño tan pronto como llegue a tu casa, sin embargo, lo hará más fácil a medida que crezca.

Debes recordar que tu cachorro puede aguantar su vejiga aproximadamente una hora por cada mes que cumpla.

Por lo tanto, si llevas a casa un cachorro de 3 meses, pue aguantarse durante aproximadamente 3 horas. Recuerda esto cuando esté aprendiendo a ir al baño durante el día si estás fuera de casa durante largos períodos de tiempo y por la noche porque interrumpirá tu sueño para ir al baño.

Para enseñarle a tu cachorro Shih Tzu a ir al baño, tendrás que decidir exactamente dónde necesitas que vaya.

Si necesitas llevarlo a caminar para ir al baño, necesitarás una correa y un arnés o collar adecuados para mantenerlo a salvo y seguro mientras sale al baño. Si lo vas a llevar a un patio trasero cercado y seguro, considera las cosas que puedes necesitar para prepararte para salir en mitad de la noche.

Si vas a entrenar a tu cachorro Shih Tzu para que vaya al baño en el interior de tu casa sobre un empapador o almohadilla para hacer pipí o un césped de interior o incluso en una caja de arena, ten todo esto configurado y listo para antes de comenzar tus sesiones de entrenamiento.

Por supuesto, como con cualquier entrenamiento para tu perro, asegúrate de tener golosinas a mano para poder recompensarlo por su buen comportamiento a medida que aprende.

El método del lugar especial

Paso 1. Elige un lugar para ir al baño.

Elige un área en tu jardín donde te gustaría que tu cachorro Shih Tzu vaya al baño cada vez que lo necesite. Esto protegerá otras áreas de tu jardín del daño causado por la orina y mantendrá tu jardín limpio y libre de excrementos de perro. Estate preparado para mantener esta área lo más limpia posible para que tu cachorro quiera ir ahí a medida que crezca.

Paso 2. Es el momento de ir al lugar elegido.

Lleva a tu Shih Tzu a esa área especial para ir al baño cada vez que lo llevas afuera para ir al baño. No le dejes jugar en el área. Espera pacientemente y comienza a usar un comando como «vamos al baño» cada vez que lleves a tu cachorro a esa área.

Paso 3. Cronometraje.

Tu cachorro Shih Tzu debería poder aguantar su vejiga alrededor de una hora por cada mes que cumpla. Esto significa que si tu perro tiene tres meses, puede aguantarse durante aproximadamente tres horas. Evita hacerlo esperar más tiempo para salir.

Paso 4. Nada más despertar.

Cada vez que tu Shih Tzu se despierte de su sueño, llévalo a su lugar especial para ir al baño para que pueda hacer sus necesidades. Evita jugar en esta área. Déjalo que huela y vaya al baño, pero una vez que haya terminado, llévalo a otro lugar para que juegue.

Paso 5. Tras las comidas.

Asegúrate de llevar a tu Shih Tzu a su orinal después de cada comida. Nuevamente, este no es el momento para jugar, así que evita prestarle atención o permitirle jugar.

Paso 6. Recompensas.

Cada vez que tu Shih Tzu vaya al baño en su área especial, dale un premio. Si sale afuera pero no en su área especial, aún puedes recompensarlo, pero trata de asegurarte de que llegue al lugar la próxima vez. Si tu cachorro tiene accidentes dentro de casa, redirígelo llevándolo a su lugar especial, pero no lo recompenses. Evita regañarlo por accidentes, solo asegúrate de llevarlo a su lugar a tiempo la próxima vez. Asegúrate de prepararlo para que tenga éxito sacándolo a menudo.

Paso 7. Otras áreas en el interior.

Este método funciona para áreas especiales en el interior, como las almohadillas para orinar o el césped de interior. Se constante y lleva a tu cachorro Shih Tzu a su lugar a tiempo para ir al baño antes de tener accidentes en otro lugar, conoce las señales que necesitas y recompénsalo por hacerlo bien.

El método de la campana

Paso 1. Introduce una campana.

Muestra a tu cachorro Shih Tzu una campana que sonará para avisarte cuando necesite ir al baño. Deja que huela la campana y la toque para que pueda escuchar cómo suena. Una vez que termine esta introducción, dale un regalo a tu pequeño.

Paso 2. Cuelga la campana.

Cuelga la campana cerca de la puerta que usará tu Shih Tzu para salir al baño cada vez que necesite ir.

Paso 3. Muestra la campana a tu cachorro.

Lleva a tu Shih Tzu junto a la campana y hazla sonar. Siéntate en el suelo y entrena a tu cachorro para que toque la campana él mismo. Enséñale la campana y coloca una golosina junto a ella. Tu Shih Tzu debe oler la golosina haciendo que suene la campana. Cuando suene la campana, di un comando que te gustaría que tu perro conociera, como «campana». Con el tiempo, conectará tocar la campana con la acción de salir al baño.

Paso 4. Practica.

Sigue practicando para que tu Shih Tzu toque la campana y dale un premio cada vez que lo haga sonar. Con el tiempo, deja de poner golosinas junto a la campana y usa el comando que has estado repitiendo. Cuando toque la campana, dale una golosina.

Paso 5. Campana para ir al baño.

Una vez que tu Shih Tzu sepa cómo tocar la campana, tendrás que enseñarle cuándo tocar la campana y qué obtiene cuando la toca. Haz que tu cachorro toque la campana y una vez que lo haga, abre la puerta y déjalo salir. No le des ninguna golosina hasta que esté afuera.

Paso 6. En ciertos momentos.

Es probable que tu Shih Tzu necesite ir al baño poco después de las comidas, justo después de despertarse y durante el día, unas horas después de su último viaje al aire libre. Aprovecha estos momentos y haz que toque la campana antes de dejarlo salir. Por ejemplo, después de una comida, lleva a tu Shih Tzu directamente a la campana, pídele que la toque, llévalo afuera y, una vez que vaya al baño, dale una golosina. Haz esto cada vez que creas que necesita ir al baño.

Paso 7. Olfatear y dar vueltas en círculo.

Siempre que veas a tu cachorro Shih Tzu olfateando en la casa o dando vueltas, es probable que esté buscando un lugar para ir al baño. Si lo descubres haciendo estas cosas antes de un accidente en el interior, sácalo rápidamente. Si tienes tiempo para detenerse y hacer que toque la campana, hazlo. Si crees que no tienes tiempo, puedes llamarlo al salir y aún así darle un premio por salir.

Paso 8. Por su propia cuenta.

Con el tiempo, con mucha práctica con la campana y un entrenamiento exitoso para ir al baño, es probable que tu Shih Tzu comience a ir a la puerta por su cuenta para hacerte saber que tiene que salir al baño. Si no toca la campana por sí solo cuando llegues, practica hacerlo antes de dejarlo salir. Con la práctica, tu Shih Tzu debería tocar la campana para hacerte saber que necesita salir.

El método de la jaula para ir al baño

Paso 1. Dentro de la jaula.

Si estás entrenando a tu cachorro Shih Tzu en una jaula, asegúrate de llevarlo afuera para ir al baño cada vez que lo saques de su jaula. Haz de su jaula un lugar cómodo para estar con ropa de cama y juguetes. Evita colocar almohadillas para orinar dentro de la jaula.

Paso 2. Cada hora.

Mientras tu cachorro se acostumbra a la jaula y tú aprendes más sobre él, sácalo de la jaula cada hora para ir al baño. Una vez que tu Shih Tzu tenga alrededor de ocho semanas, debería poder aguantar durante dos horas. Por lo general, puedes contar con agregar una hora por cada nuevo mes de edad a medida que crece tu Shih Tzu.

Paso 3. En el exterior.

Una vez que tu cachorro Shih Tzu esté afuera, déjalo olfatear y explorar. No dejes que juegue demasiado si tu único objetivo es ir al baño. Si está jugando, probablemente no tenga que ir al baño todavía. Comienza a usar palabras, comandos o frases clave que tu Shih Tzu conocerá más adelante como un comando para ir al baño.

Paso 4. Éxito al ir al baño.

Cuando tu Shih Tzu lo haga bien y vaya al baño afuera, dale un elogio verbal y una golosina. Una vez que haya terminado, puedes llevarlo adentro para jugar o acurrucarse. Trata de reducir al mínimo su tiempo en la jaula.

Paso 5. Después de las comidas.

Asegúrate de llevar a tu Shih Tzu cachorro afuera para ir al baño entre cinco y diez minutos después de que haya comido. Haz que esto suceda antes de volver a colocarlo en su jaula y también incluso si tiene sus comidas en su jaula.

Paso 6. Fuera de la jaula.

Cuando tu Shih Tzu esté fuera de la jaula para socializar o jugar, vigílalo para ver si hay señales de que pueda necesitar ir al baño. Olfateará o dará vueltas en círculo si necesita ir. Estas acciones pueden incorporarse al tiempo de juego, así que asegúrate de vigilarlo de cerca.

Paso 7. Dentro de la jaula.

Cuando tu cachorro tenga que estar en la jaula durante períodos prolongados, como cuando estás trabajando o fuera de casa o durante la noche, asegúrate de sacarlo a tiempo para ir al baño. Recuerda que tu Shih Tzu cachorro debe salir para ir al baño cada una o dos horas. Si tiene más de tres meses, es posible que pueda esperar hasta tres horas.

Paso 8. Éxito.

Recuerda recompensar a tu Shih Tzu cachorro con una golosina cada vez que tenga éxito y salga al baño sin accidentes. Trata de estar al tanto de sacar a tu cachorro Shih Tzu a tiempo para tener éxito y hacerlo sin accidentes.

Deja un comentario