Inicio » Cuidados » ¿Cómo bañar a un Shih Tzu en casa?

¿Cómo bañar a un Shih Tzu en casa?

¿Cómo bañar a un Shih Tzu en casa?

Darle un baño a tu Shih Tzu no es solo por motivos estéticos; Los baños son vitales para la buena salud de la piel y el pelaje. Los productos que utilizas, el horario de los baños y las técnicas de baño juegan un papel importante.

Este artículo cubrirá los beneficios de los baños, cada cuánto tiempo deberías bañar a tu Shih Tzu, el mejor lugar para bañar a un Shih Tzu según su edad, tamaño y tolerancia a los baños, y como prepararlo paso a paso.

Entonces, vamos a ver cómo puedes bañar a tu Shih Tzu paso a paso de la manera más efectiva, dejando la piel de tu Shih Tzu en buena salud, el pelaje luciendo limpio y brillante, y tu pequeño perrito oliendo muy bien.

Si te gustan los Shih Tzus también te puede interesar:

Beneficios de bañar a tu Shih Tzu

Todo el mundo sabe que debe bañar a su perro, pero, por lo general, no se saben las razones por las que es tan beneficioso bañar a un perro.

Algunos de los beneficios que tiene bañar a tu Shih Tzu son las siguientes:

  1. Para lavar el aceite corporal. Las veinticuatro horas del día, el cuerpo produce aceite natural que se filtra por los poros de la piel y sirve como protector natural. Pero este no se evapora. Se acumula. Y, si no se lava adecuadamente, comenzará a oler mal una vez que se acumule lo suficiente.
  2. Para lavarse el sudor. Los perros sudan predominantemente a través de las glándulas sudoríparas de las patas y la nariz.
  3. Para eliminar la suciedad y las partículas diminutas del pelaje. Incluidos los restos de comida y las partículas irritantes como el polen y/o productos para el cuidado del hogar.
  4. Para ayudar a mantener la piel equilibrada y debidamente hidratada. Para así prevenir la piel seca y/o irritada.
  5. Para ayudar a mantener el cabello sano y debidamente hidratado. Para así evitar las puntas abiertas y una mala textura.
  6. Para ayudar a tratar cualquier problema existente. Como problemas relacionados con las alergias, infecciones por hongos en la piel y más.
  7. Para eliminar los olores. Para así ayudar a tu Shih Tzu para que huela bien.

Entonces, como puedes ver, hay muchas razones para lavar a tu Shih Tzu con champú para perros.

¿Con qué frecuencia debes bañar a tu Shih Tzu?

En circunstancias normales, un Shih Tzu debe bañarse una vez cada 3 semanas. Si los baños se dan con menos frecuencia, el aceite corporal acumulado puede comenzar a oler mal, y la piel y el pelaje de tu Shih Tzu no recibirá los beneficios del baño (como mencionamos anteriormente) con la frecuencia que deberían.

Y si los baños se dan con demasiada frecuencia, esto puede eliminar el aceite corporal más rápido de lo que el cuerpo puede mantener, causando piel seca y otros problemas.

Si hay problemas de piel o pelaje de moderados a graves, como puntos calientes o irritación muy graves, problemas de picazón o pérdida de cabello, se pueden dar baños con más frecuencia para aplicar tratamientos tópicos o champús especiales para ayudar a resolver el problema.

Esto puede ser tan frecuente como todos los días durante la primera semana de tratamiento y luego pasar a cada 2 a 7 días; la frecuencia dependerá del problema exacto y del producto utilizado para tratarlo.

¿Dónde bañar a tu Shih Tzu?

Los Shih Tzu cachorros y los adultos pequeños (menos de 5 Kilos) a menudo se bañan mejor en el fregadero de la cocina o en una pequeña tina que se coloca en una bañera de tamaño completo. De lo contrario, la hora del baño puede resultar bastante abrumadora.

Y es importante hacer que los baños sean divertidos para que sean bien tolerados a medida que pasa el tiempo.

Un Shih Tzu adulto de más de 5 kilos, muestran una mayor tolerancia a los baños y un amor general por el agua y ser masajeados con champú. Estos pueden ser bañados bastante bien en una bañera grande.

Productos necesarios para el baño de un Shih Tzu

Productos básicos para el baño:

  • Peine (preparación previa al baño para pelajes de medianos a largos).
  • Dos toallitas finas pequeñas.
  • Champú.
  • Acondicionador.
  • Toalla absorbente de calidad.

Opcionales:

  • Bolas de algodón.
  • Alfombrilla antideslizante para el fregadero o la bañera (o un paño de cocina).

Cómo darle un baño a tu Shih Tzu paso a paso

Preparación pre-baño:

  1. Asegúrate de que el fregadero, la bañera o el lavabo estén limpios, sin jabón ni residuos de productos de limpieza.
  2. Ten todos los productos necesarios al alcance de tu mano dominante.
  3. Peina el pelaje. Ten en cuenta que esto no es necesario para aquellos con pelajes cortos. Con capas medias a largas, el objetivo es comprobar si hay enredos, eliminar los pelos muertos y separar los pelos para que el champú sea más eficaz. Esto se puede hacer con un peine con dientes anchos de acero inoxidable.
  4. Para los Shih Tzu que son propensos a las infecciones de oído y/o aquellos que se mueven mucho mientras se enjuagan, es posible que desees colocar pequeños trozos de algodón en los conductos auditivos externos para evitar que entre agua en los oídos.
  5. Si la bañera o el lavabo no tienen elementos antideslizantes, coloca una pequeña toalla de baño en la base para ayudar a tu Shih Tzu y evitar que se resbale.
  6. Llena la tina con agua tibia. Prueba la temperatura con tu muñeca. Ten en cuenta que el agua fría le dará escalofríos al perros y el agua caliente hará que las cutículas del pelo se cierren y los productos que uses no funcionarán con la misma eficacia.

Instrucciones para el baño paso a paso:

Paso 1: Coloca a tu Shih Tzu en la bañera y una vez que esté asentado, humedece todo su cuerpo.

Una boquilla o manguera pequeña funciona mejor. Si no tienes una boquilla o manguerita, una taza o tazón puede funcionar, aunque puede que no sea tan efectivo. Asegúrate de que el pelaje esté completamente empapado hasta la piel.

Paso 2: Aplica el champú en tu Shih Tzu.

No seas tímido con el champú; es importante usar lo suficiente para limpiar a fondo todo el cuerpo. Frota y masajea el champú a través del pelaje hasta la piel. Revisa todas las áreas que no sean la cara (piernas, patas, espalda, pecho, cuello, vientre, axilas, cola, trasero).

Ten en cuenta que el orden de esto no importa, pero si tu Shih Tzu tiene un área en particular que no le gusta que le toques (como la cola o las patas), empieza por esta zona primero.

Paso 3: Limpia la cara de tu Shih Tzu con una toallita.

Sumerge la toallita en el agua jabonosa, escúrrela un poco y luego deslízala suavemente sobre la cara, asegurándote de limpiar muy bien alrededor del área de los ojos. Pasa el dedo por la cara tantas veces como sea necesario para asegurarte de que se eliminen todos los pequeños de comida o partículas de suciedad. Una vez hecho esto, usa la segunda toallita para secar alrededor de los ojos.

Paso 4: Una vez que hayas terminado con la cara, limpia suavemente el área genital con la toallita.

Paso 5: Escurre el champú.

Es importante enjuagar muy bien. Incluso si estás usando un champú de alta calidad, este está destinado a hacer su trabajo y luego ser eliminado. Cualquier residuo evitará que el acondicionador haga su trabajo. Una vez que creas que lo has enjuagado todo, enjuaga la capa de pelaje durante un minuto más.

Paso 6: Ahora es el momento de acondicionar el pelaje.

Si no usas acondicionador, solo estás haciendo la mitad del trabajo; es vital para la buena salud del pelaje. Durante el proceso de lavado con champú, las cutículas del cabello se abren. Un acondicionador de lavado ayuda a suavizarlos. De lo contrario, el pelaje puede ser extremadamente vulnerable a la fricción por contacto, el aire árido y más.

Aplica una cantidad generosa sobre el pelaje (o primero en tus manos) y tómate tu tiempo masajeando el acondicionador sobre el pelaje, llegando a todas las áreas y asegurándote de extenderlo hasta las puntas del cabello. Una vez aplicado, déjalo actuar durante 5 minutos completos. Puedes seguir masajeando ligeramente o simplemente permitir que el pelaje de tu Shih Tzu lo absorba.

Paso 7: Enjuaga el acondicionador.

Ten en cuenta que es posible que debas drenar un poco de agua antes de agregar más mientras haces esto. Además, no es necesario, ni debes, exagerar con el enjuague del acondicionador. Deja quizás un 5% más o menos en el pelaje, para transferirlo a una toalla, está bien y puede ayudar a proteger el pelaje si la toalla no es ideal en cuanto a suavidad.

Paso 8: Retira a tu Shih Tzu del baño con una toalla de calidad.

Retira con cuidado a tu Shih Tzu de la bañera, colócalo en el centro de una toalla, déjalo agitarse y luego envuélvelo suavemente. No frotes el pelaje, el objetivo será secarlo con palmaditas antes de secarlo al aire libre o con un secador.

Cómo secar a tu Shih Tzu después del baño

Secado con toalla / secado al aire libre. Esta es una opción popular para cachorros y adultos con pelaje corto. Y es un método fácil siempre que no salgas con tu Shih Tzu en un día frío antes de que su pelaje esté seco.

Simplemente usa una toalla absorbente para secar el pelaje y así absorber el exceso de agua, teniendo cuidado de no frotar con dureza.

Frotar el pelaje con una toalla puede causar daños (como puntas abiertas, si se hace de forma crónica) o muchos enredos (si el pelaje es lo suficientemente largo para eso) y, de hecho, un frotamiento vigoroso puede arruinar por completo un pelaje largo, a veces con daños irreversibles.

Una vez que hayas terminado con la toalla, rocía ligeramente el pelaje con un aerosol acondicionador sin enjuague, masajea el pelaje con las manos o usa un cepilla para distribuirlo, y deja que tu Shih Tzu se seque.

Secado con secador. Trabajando en secciones, rocía el pelaje con el producto sin enjuague, sosteniendo la botella a unos centímetros de distancia y rociando desde las raíces. Repasa todas las áreas con el lado ancho de un peine de dos niveles y peina desde la raíz hasta la punta.

Una vez que estés seguro de que todos los pelos están separados y el acondicionador se ha distribuido, configura el secador de pelo para esté tibio y mantenlo a una distancia de unos 10 centímetros. Mientras lo mueves de lado a lado, usa tu mano para trabajar a través del cabello.

Una vez que el pelaje esté lo suficientemente seco como para separarse, puedes terminar usando un cepillo de alfiler mientras se seca. Si ves áreas que parecen necesitarlo, puedes rociar pequeñas cantidades adiciones de aerosol.

Deja un comentario